Las hijas de Ruiz-Mateos renunciaron a la propiedad de Nueva Rumasa en 2004

photoLa siete hijas del fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, renunciaron en 2004 a la gestión y la propiedad del grupo empresarial a cambio de pagos anuales en efectivo y varias propiedades inmobiliarias, según dos ratificaciones del acuerdo firmado el 27 de febrero de 2004 ante notario a las que tuvo acceso Europa Press.