Bailar con presion

Estamos viviendo en una sociedad “polarizada”. Por un lado, queremos buscar los bienes más ligeros y la vida enérgica. Por otro lado, nos colocamos en una presión sin precedentes y no podemos retirarnos.

“En el pasillo, conseguí la cocina” “Puede costear un buen auto, puede costear una nueva casa” … para sobrevivir, buscar el desarrollo y buscar la felicidad, en cada etapa, en cada nivel, la gente siempre encontrará una variedad de La presion Al igual que en línea, mientras tenga un latido, todavía tiene que respirar. Todavía está intercambiando material, energía e información con el entorno externo, y no puede escapar de la presión.

Sin embargo, esta es la vida, la presión y la motivación se unen, la decepción y las sorpresas siguen. En circunstancias normales, la presión es asequible, el cuerpo humano ni siquiera siente que está haciendo, el sol sale como de costumbre. Pero siempre hay momentos en que la vida, la cuerda tensa se rompen, y el cuerpo y la mente hacen sonar la alarma, sugiriendo que debes tomar medidas.

Los datos muestran que el estrés experimentado por el grupo de 26 a 40 años es el más grande. Como la columna vertebral de la familia y la sociedad, que lleva la “roca de presión” del destino, se pueden imaginar riesgos para la salud. Aunque los psicólogos experimentaron, se encontró que el estrés y la salud no son simplemente relaciones proporcionales o inversas. Antes de que la presión alcance un cierto pico, cuanto mayor sea la presión, mejor será el rendimiento y más saludable estará el individuo. Sin embargo, la presión es sobre la relación entre la llama y la mano. La distancia moderada es cálida y la distancia es demasiado daño.

Evite llegar a los extremos y es necesario presionar la descompresión. En el caso de la presión PK, revísela y evalúela racionalmente. La “coexistencia pacífica” con la presión requiere preparación, acción y sabiduría. Aprenda a lidiar con el estrés y aumente su crecimiento. Encontrará que la “pesada carga” de la vida debe estar llena de “regalos”; la felicidad legendaria no es tan desesperada.